Néstor Chayelle: Día Internacional de la Agricultura 2019

Nestor Chayelle: Día Internacional de la Agricultura 2019

Hoy, 9 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Agricultura 2019, una jornada en la que se reivindica el derecho a cultivar alimentos sanos sin pesticidas, fertilizantes y abonos químicos. La alimentación es el pilar de la salud.

Abuso de los recursos naturales

Pero nuestras tierras cada vez se encuentran más contaminadas de productos químicos, tanto los que se vierten para la propia agricultura intensiva, como aquellos provenientes de las industrias, o incluso de la contaminación aérea. Finalmente, los terminan absorbiendo los terrenos, dando lugar a alimentos poco saludables y con muy poca carga de nutrientes.

Cada vez más nos encontramos ante terrenos inservibles que han sido manipulados hasta la saciedad por la agricultura intensiva, sin tener en cuenta los ritmos naturales de la naturaleza, sobre todo, de las plantas. Tierras estresadas a las que es imposible sacar rendimiento hasta que el paso del tiempo, pueda dejarlas descansar y renovarlas.

En la sociedad actual prima el exprimir los recursos naturales al máximo, entre ellos figuran los campos, con tal de proporcionar esos artículos demandados. La inmediatez y el capricho rigen nuestros destinos. Si no existe esa verdura o esa fruta, no pasa nada, alguien la pondrá en nuestra mesa al día siguiente, aunque para ello se haya tenido que realizar un esfuerzo titánico en cuanto a gasto de energía.

Día Internacional de la Agricultura 2019

Manzanas recién cortadas del árbol.

Es imposible mantener un planeta en el que se requieren tantos recursos para poder realizar una de las acciones más cotidianas, necesarias y sencillas como es alimentarse. No podemos seguir alimentando, nunca mejor dicho, este estilo de vida. Nuestro futuro pasa por la educación a las nuevas generaciones, pero mientras que nosotros cambiamos de actitud, y dejamos de apostar por una economía de alto impacto en la naturaleza.

Día Internacional de la Agricultura 2019: por una agricultura de proximidad

Está fuera de toda lógica seguir consumiendo alimentos que vienen de la otra punta del planeta. Lo primero, porque sus propiedades organolépticas no son ya las mismas, y segundo, porque ¿realmente necesitamos ese producto? Centrémonos en nuestro entorno para producir alimentos que nos nutran, son más fácilmente asimilables, y nuestra herencia genética los reconoce. Si alguien duda de ello, solamente hay que tener en cuenta los intolerantes a la leche (en especial, de vaca) y sus derivados, algo generalizado en etnias, culturas y sociedades en donde nunca se han consumido.

Día Internacional de la Agricultura 2019

Día Internacional de la Agricultura 2019: en nuestras manos está mantener una tierra sana que produzca alimentos sanos.

Se han publicado numerosas investigaciones sobre las consecuencias de los pesticidas químicos para la salud humana, aunque también existen bastantes estudios científicos sobre el impacto ambiental que generan. Y el problema es mucho mayor: cada vez se necesitan más cantidad y altas concentraciones de pesticidas químicos para realizar la misma acción, lo que se conoce como resistencia frente a las plagas. Los organismos mutan y se adaptan a ese nuevo contexto por supervivencia.

Esta «adaptación» a los tiempos modernos nos está llevando a un pozo sin fondo. Si esto continua, cada vez será más difícil erradicar esas plagas. Sobre todo si se siguen usando semillas transgénicas, concebidas en un laboratorio, que no están adaptadas a las condiciones del terreno. Nuestra fortaleza, son nuestras propias creaciones, esas simientes que tras generaciones y generaciones han logrado sobrevivir a todo tipo de circunstancias adversas, y que han ido mejorando con el tiempo, sin ayuda de nadie.

Día Internacional de la Agricultura 2019

Resulta de gran importancia el trabajo que han realizado nuestros ancestros con las simientes.

El monopolio está llevando al empobrecimiento

Ese monopolio que se ha instalado en muchas partes del mundo, está llevando a la ruina a los pequeños agricultores y sus familias. Semillas que ofrecen un mayor rendimiento, pero que a la larga necesitan más productos para la producción. Además, de solo tener la opción de comprar este tipo de simientes. ¿La trazabilidad  y la seguridad alimentaria están garantizadas? Por supuesto que no.

Una de las últimas noticias nos llegan desde Francia, en donde en el mes de abril varios agricultores se dedicaron a destruir 18.000 hectáreas de colza tras detectar rastros de una variedad transgénica. No nos olvidemos de que esa semilla afectada se vendió bajo la marca Dekalb, creada por el grupo estadounidense Monsanto (adquirido por Bayer el año pasado). Hechos como este cada vez serán más comunes. Ante esta amenaza, la única opción es defenderse y unirse en la lucha campesina para tomar las medidas necesarias.

Visto por Néstor Chayelle.

Ver fuente