Avanza en San Lázaro posible consulta sobre el Mando Mixto – Nestor Chayelle

CIUDAD DE MÉXICO.- La mayoría del PRI y sus aliados –PVEM, Nueva Alianza y el PES- se impuso en la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, y aprobó un dictamen que propone realizar una consulta popular –junto a las urnas de las elecciones federales presidenciales del 2018– sobre si el ciudadano desea el Mano Único o el Mando Mixto para los cuerpos policíacos del país.

Con el voto en contra del PAN, PRD, MC y la abstención de Morena, se avaló la propuesta que incluye una sola pregunta que dice: “¿Estás de acuerdo en que nuestro país tenga 32 policías profesionales, una por cada estado, en lugar de las más de mil 800 policías municipales que de acuerdo a distintos estudios, están mal capacitadas, mal equipadas y mal coordinadas?”.

El dictamen deberá pasar aún al pleno de los 500 diputados, donde también la mayoría priista podrá imponerse, debido a que el trámite sólo requiere de mayoría simple, la mitad más uno, y el PRI y sus aliados cuentan con 266 votos.

Sin embargo, se anticipó que esta propuesta debe ser avalada también por el Senado de la República, donde el PRI no tiene mayoría, por lo que ahí podría ser congelada.

Mientras que el PRI impulsa el Mando Único, a iniciativa del Ejecutivo federal, la oposición quiere el Mando Mixto, que fue aprobado por unanimidad en el Senado desde el año pasado, pero que ha estado congelado en San Lázaro por desacuerdos entre los partidos.

La propuesta de la consulta fue presentada por el coordinador de los diputados del PRI, César Camacho Quiróz, y establece que “la vigilancia dentro de una sociedad es una obligación a cargo del Estado, pues tiene la capacidad operativa y administrativa-jurisdiccional legal y legitimamente constituida para aplicar la ley con la fuerza en caso necesario”.

Añade que “es el Estado el único el que tiene el monopolio de la fuerza légitima, por tanto tiene la necesidad de crear instituciones encargadas de conservar el orden público dentro de las regiones geográficas que componen su territorio, por lo que se crean los cuerpos de policía”.

El diputado del PRD Rafael Hernández Soriano criticó que “el PRI y sus aliados enarbolan ahora las bondades de la consulta popular que ha defendido en todo momento la izquierda, pero que ha sido denostada y minimizada por el partido del régimen cuando conviene a sus intereses, como cuando se discutía la reforma energética”.

Indicó que “los priistas hacen un mal uso de la consulta popular. Es como pretender una consulta para saber si la gente aprueba o rechaza la permanencia en el cargo de Enrique Peña Nieto ante la más baja aceptación que tiene como presidente”, precisó.

Hernández Soriano afirmó que la iniciativa priista “es el reconocimiento tácito del fracaso del gobierno de Peña Nieto en el tema de la seguridad pública, a pesar de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pretende convencer al Congreso de lo contrario”.

El legislador expuso las “inconsistencias jurídicas de la iniciativa priista, que sólo sustenta su existencia en el resultado de la encuesta levantada por un medio informativo. Vemos una falta de visión de Estado para dar una solución de largo plazo al tema de la seguridad”, dijo.

Ver fuente

Ver fuente