Nestor Chayelle calentamie

Calentamiento Global: sus efectos sobre tu salud según la OMS

El calentamiento del planeta no es un proceso inmediato, comenzó hace unos cuantos años y lentamente ha afectado el clima. Poco a poco irá teniendo efectos más considerables y la OMS considera que estos cambios tendrán, en el mediano plazo, efectos negativos sobre nuestra salud.

Plagas, calor, frío y agua sucia

La OMS afirma que el cambio climático genera una gran diversidad de efectos negativos sobre nuestra salud:

  1. Fenómenos extremos: fenómenos meteorológicos como las inundaciones y los huracanes ocurrirán con mayor fuerza y frecuencia. Esto implica riesgos no solo de daños físicos y perdidas materiales que afectan nuestro bienestar, sino que las personas afectadas se verían expuestas a condiciones precarias de vida.
  2. Fríos o calores extremos: generan estrés térmico que a su vez aumentan la incidencia de padecimientos cardíacos y respiratorios.
  3. Cambios en la distribución de partículas: los cambios en el clima harían que partículas que están naturalmente en el aire, como el polen, tiendan a cambiar sus patrones de distribución y aumentar la incidencia de enfermedades como el asma.
  4. Aumento del nivel del mar: no solo desplazaría a personas que viven en la costa y los pondría en riesgo de daño físico por inundaciones, sino que aumentaría el riesgo de infección por agua contaminada o por animales como los mosquitos.
  5. Menos lluvias: al haber menos lluvias, hay menor disponibilidad de agua dulce y, por ende, riesgos de higiene y alimentación, no solo por haber poco acceso a agua potable, sino por haber poca agua con la cual regar plantaciones que producen comida.

Pero eso no es todo

La EPA de los Estados Unidos afirma que para 2030 tendremos olas de calor que generarán cantidades considerables de muertos. Peor aún, la Facultad de Medicina de Colorado afirma que ya estamos siendo afectados por el calentamiento global: las temperaturas relativamente extremas que ya sufrimos nos están generando enfermedades crónicas en los riñones.

Por Nestor Chayelle