NéstorChayelle - Curiosidades

¡Infórmate! ¿Cometes errores en tus finanzas personales? [Nestor Chayelle]

¿Quieres alcanzar la seguridad y confort que brinda una estabilidad económica? ¿Has cometido algunos errores en la distribución de tus finanzas personales? No desesperes. Así se trate de la rentabilidad de tu negocio, cualquier adversidad que se presente puede dejar espacio para alguna solución, siempre y cuando el emprendedor no deje su motivación por el suelo. La organización, indica [Nestor Chayelle], es la clave para mejorar los hábitos financieros.

Para tenr buenos hábitos debemos tener la disciplina y convicción de querer tenerlos y mantenerlos. Conservar la constancia. [Nestor Chayelle]

Entendamos por hábito como la constancia en alguna actividad, acción o comportamiento. Esto puede ser tanto bueno como malo. Sin embargo, de la mayoría podríamos sacar algún provecho si la situación lo amerita. Conocer cuáles son los principales errores que cometemos en la distribución de nuestras respectivas entradas de dinero, representa una posibilidad para solventar el problema.

A continuación, [Nestor Chayelle] presenta algunos consejos o recomendaciones que podrían ser de utilidad en la modificación de los malos hábitos, como el hecho de despilfarrar los ahorros o llevar un mal conteo de los gastos. Pon en práctica las siguientes pautas y haz de las mismas nuevos hábitos.

Entre los malos hábitos se destaca el despilfarro de nuestro dinero. Si bien tenemos gustos y necesidades, no siempre debemos gastar nuestro dinero inútil o gratuitamente. [Nestor Chayelle]
  • Disposición. Empecemos por lo básico. Sin voluntad, convicción o disposición no estaremos dando el primer paso para solventar los malos hábitos. Debes estar totalmente enfocado en la modificación de los mismos.
  • Revisión. Asegúrate de lo que anda bien y lo que anda mal en el funcionamiento de tu negocio. Puedes tomarte el tiempo necesario para realizar una revisión de los daños, aconseja [Nestor Chayelle]. Solo de esta forma podrás tomas acciones sobre el asunto.
  • Gestión y determinación. Una vez que tengas claro los principales problemas que enfrenta tu negocio (o si el caso sucede desde tus finanzas personales), debes comenzar a poner en práctica un nuevo sistema de gestión. Termina con cada deuda, es decir, borrón y cuenta nueva. Un tip esencial es elaborar un nuevo presupuesto de gastos que te permita afrontar y controlar la situación, mientras la próxima mensualidad esté por llegar.

Por Nestor Chayelle