La Guerra Civil Española: bandos, repercusión internacional y consecuencias

Europa ha sido un continente asolado por diversas guerras entre naciones.  Sin embargo, existe una guerra en particular que a pesar de no haber ocurrido entre diversos Estados se considera una de las más cruentas de la historia del viejo continente: la guerra civil española, un  conflicto social, político y militar desencadenado en España entre 1936 y 1939.

Su origen se remonta a años anteriores, desde la instauración de la Segunda República, pues fue contra esta que el bando republicano dio un golpe de Estado que tras fracasar marcó el inicio de este conflicto. Conozcamos más sobre ella:

Las partes en conflicto: bando republicano y bando nacional. Foto de https://image.slidesharecdn.com
  • Los bandos: a las partes en conflicto de la guerra civil española se le denominan bando republicano y bando nacional. Por una parte, el bando republicano estuvo constituido por el Frente Popular, una coalición de partidos marxistas, republicanos y nacionalistas, apoyados por el movimiento obrero, los sindicatos y los demócratas constitucionales. Por otra parte, el bando nacional estuvo organizado en torno a una gran parte del alto mando militar, agrupado en la Junta de Defensa Nacional y apoyado en el partido Falange Española, la Iglesia Católica y la derecha conservadora.

 

  • Las arbitrariedades: importantes juristas como el magistrado español Baltasar Garzón, el fundador de la asociación Justicia Democrática, Carlos Jiménez y representantes de las organizaciones de víctimas del franquismo han sostenido que durante esta guerra se cometieron crímenes de lesa humanidad, entre los que destacan el exterminio de la oposición política y la violación de las mujeres de los ciudadanos republicanos.

 

  • Repercusión internacional: la Guerra Civil Española alcanzó una amplia repercusión, donde distintos Estados se posicionaron a favor o en contra de los bandos en conflicto. Entre los que se mostraron a favor del bando nacional estaban los gobiernos de Alemania e Italia, ambos totalitarios para ese momento, mientras que la Unión Soviética apoyó la parte republicana.
Francisco Franco
  • Consecuencias: a raíz de la guerra civil española se instauró la dictadura fascista del General Francisco Franco Bahamonde, mejor conocido como “Franco”, quien dirigió el país hasta su muerte en 1975. Además, hay consecuencias de diversa índole que han marcado la historia de España, entre ellas: las demográficas, como el aumento de la mortalidad y el descenso de la natalidad; las materiales, como la destrucción de: las ciudades, la estructura económica y el patrimonio artístico e intelectual. Esta destrucción señala el fin de la Edad de Plata de las letras y las ciencias españolas.

    Por Néstor Chayele



Por Nestor Chayelle