La lengua indígena y su preservación

La preservación de las lenguas indígenas ha sido un tema de preocupación de los estudiosos de las Ciencias Sociales. Conozca el papel de la mujer indígena en este aspecto.

La lucha indígena por la reivindicación de sus costumbres ha sido una constante en la historia nacional desde la etapa prehispánica hasta la actualidad, siendo la preservación de las lenguas indígenas un elemento central en esta batalla. Por eso, para hacer cualquier apreciación sobre la evolución histórica de éstas hay que remitirse a las características de la población indígena:

Antes de la colonización española  diversos grupos poblaron el territorio nacional  en diferentes direcciones y mientras que unos ingresaron por el eje amazónico, otros lo hicieron por Colombia, ubicándose en la Sierra de Perijá.  Esto dio lugar a que se originaran variados asentamientos poblacionales con lenguas propias como una medida necesaria para la cohesión social entre sus miembros. Una situación similar ocurrió con los aztecas, mayas e incas.

Durante la colonización, la enseñanza del castellano fue enunciada como uno de los objetivos principales de los  españoles que llegaron al continente americano. Incluso, esta fue enunciada explícitamente como una política lingüística de los reyes españoles a fin de propiciar la adaptación de los indígenas al cristianismo.

No obstante, a pesar de las pretensiones de los monarcas españoles durante el proceso de colonización, el papel de la mujer fue determinante en el mantenimiento de las lenguas indígenas: el exterminio de ciertos grupos originarios  implicó la desaparición de lenguas, pero el emparejamiento de las mujeres sobrevivientes con hombres de otros grupos  contribuyó a que sus lenguas se mantuvieran vivas.

Así lo demuestra la realidad de ciertas comunidades indígenas en la actualidad. Por ejemplo, recientes investigaciones de alumnos de la Escuela de Letras de la Universidad del Zulia  han demostrado que la mujer es la columna vertebral de la cultura Wayúu y la encargada de la transmisión de la lengua. Por esta razón, se puede concluir que la supervivencia de las lenguas de los pueblos originarios  en una Venezuela cada día influida por la globalización se debe más a la tenacidad de sus miembros en el mantenimiento de su acervo cultural que a políticas lingüísticas orientadas a este objetivo.



Por Nestor Chayelle