Nestor Chayelle-Memorias de un operador de bolsa

Memorias de un operador de Bolsa

Memorias de un operador de Bolsa se trata de un clásico dentro de los libros de trading y análisis técnico, pero en esta ocasión no se habla de los mercados desde un punto de vista técnico, sino que se trata de una novela bursátil.

El autor, Edwin Lefevre, periodista del Wall Street Journal, narra en primera persona las andanzas bursátiles de Larry Livingston a lo largo de su vida, que resulta ser un alter ego del histórico especulador Jesse Livermore (quien colabora con el periodista en la redacción de la novela).

Nuestro protagonista, empieza a tener contacto con las inversiones en las Bucket Shops (tipo de casas de apuestas de principios de siglo) de Nueva Inglaterra. Se dedicaba a escribir las cotizaciones en una pizarra y, fijándose en las oscilaciones, diseñó una metodología para lanzarse a operar en bolsa siendo capaz de predecir el precio de las acciones y de las mercancías en las casas de apuestas, llegándole a prohibir la entrada.

Su principal virtud era su capacidad para analizar el movimiento del precio y conocer bien los patrones que éste seguía.

Se inicia en la inversión como mucha gente, centrado en la especulación pura y dura, en el trading de corto plazo, y a medida que va sufriendo traspiés va ampliando las miras para tratar de entender que es lo que provoca los cambios en las cotizaciones de las acciones, finalmente consigue ser un operador de Wall Street de pleno derecho.

Parece tener un don natural para las matemáticas, los números y el trading. Es astuto, valiente y, aparentemente, rentable, pero también es imprudente, muy imprudente.

Empezando desde cero, haciéndose multimillonario en varias ocasiones y arruinándose en otras tantas, parece claro que tenía un don para especular, pero sus grandes problemas eran: la gestión del riesgo, la falta de disciplina a la hora de seguir sus propias reglas y el dejarse llevar por consejos ajenos.

Operar en el lado bajista se le daba especialmente bien, de igual modo que aprovechar los crack económicos de la época. Durante el crack de 1907 aprovechaba el pánico en los mercados para acumular posiciones en descubierto y vender cuando volvía la calma.

Durante el crack del 29 actuó del mismo modo, lo que le reportó unos beneficios de 100 millones de dólares.

Su habilidad para ganar dinero en bolsa, le convirtió en una figura muy influyente. Tal era su fama que el gobierno de Estados Unidos le acusó de haber precipitado todas las rupturas del mercado entre 1917 y 1940 utilizando técnicas que la propia decidiría posteriormente declarar como ilegales, algunas de estas técnicas eran: uso de información privilegiada, ocultar posiciones del mercado, control de la información engañosa o manipulada para evitar su publicación, etc.

Falleció con 63 años por suicidio, se suicidó en el guardarropa de un hotel en 1940, justo cuando disponía de una de las mayores fortunas de Wall Street, aunque también se ha publicado que murió arruinado.

Livermore tenía sus propias reglas, a pesar de que muchas veces no era capaz de cumplirlas fielmente y ese problema le llevó a la ruina varias veces. Las hemos resumido en estos siete puntos e incluido algunas citas del autor haciendo referencia a esos mismos puntos:

  • Busca acciones con clara tendencia alcista.
  • Controla las emociones.
    • “Un hombre tiene que conocerse perfectamente si quiere hacer un buen trabajo como especulador bursátil”
  • No confíes en las opiniones de nadie. El mercado nunca se equivoca, las opiniones sí.
  • Corta las pérdidas a tiempo.
  • Aumenta la posición cuando se confirme tu visión del mercado.
  • Mantén una posición ganadora hasta que el precio te ordene lo contrario.
    • “Hay que vender lo que da pérdida y mantener lo que da beneficio”
  • No trates de averiguar el porqué del movimiento de los precios.
    • “Enfadarse con el mercado no conduce a ninguna parte”

A través de sus vivencias el lector no aprenderá un método o un sistema de trading, sencillamente obtendrá consejos generales sobre la inversión en bolsa y entenderá los momentos que aprovechan los grandes inversores (manos fuertes) para entrar y salir del mercado.

Ver fuente