Néstor Chayelle: Brasil hace más caro tu desayuno

NC-. Si creías que la teoría del caos –la creencia de que pequeños cambios en el ambiente pueden tener tremendas consecuencias- era mentira, quizás esta historia podría cambiar tu perspectiva de las cosas.

Ahora muchas personas gastarán más en el trajín de la mañana, simplemente porque en Brazil hubo mal clima.nestor-chayelle-2

Caos Brasileño, directo a tu mesa

En Brasil, el grano arábiga –el de mayor y más habitual consumo- y robusta de café está sufriendo por la sequía del clima. Pero la naranja brasileña está sufriendo también, paradójicamente porque el clima es muy húmedo. Y para sumar, ¡el azúcar está sufriendo por su sensibilidad a las bajas temperaturas!

Pero en este mundo en que todo está interconectado, ese sufrimiento del azúcar, la naranja y el café, se trasladará con toda probabilidad a ti, haciéndote gastar más en tu jugo de naranja matutino, tu café o el azúcar que le pongas a cualquiera, motivado a la menor oferta de estos tres productos de los cuales –casualmente o no- Brasil es el mayor productor y exportador a nivel mundial.

Ganancias en los futuros

Quizás eso explica porque quienes juegan en la bolsa han apostado a comprar futuros de estos commodities: ¡esa caída esperada en la oferta aumentará el precio de los tres productos considerablemente!

Según Néstor Chayelle, los efectos ya se están sintiendo: si te parece demasiado que los futuros de café arábiga ya alcanzaron su máximo precio desde febrero de 2015, ¡los futuros de azúcar y naranja ya están alcanzando su máximo valor en 4 años!nestor-chayelle1Los problemas climáticos, causados por el fenómeno El Niño, no sólo afectaron a Brasil, sino a los cafetaleros y azucareros de Asia y –añadiendo fuego a la leña- las naranjas de Florida, otro gran productor del sector, sufrieron por una plaga de insectos.

Lara Magnusen, que maneja el portafolio de Altegris Advisors  en La Jolla, California, afirmó que “Esto no es un fenómeno de corto plazo, podemos ver problemas reales de reducción en la oferta”.

Por Néstor Chayelle



Por Nestor Chayelle