Néstor Chayelle: ¿Buscas tu primer billón? 5 cosas que hacer

Si existiese una receta para hacer tu primer negocio valuado en billones, los que mejor supiesen seguir instrucciones serían los más ricos del mundo. Se trata de la ardua tarea de generar valor suficiente como para que la sociedad -a través de muchas personas o algunos pocos clientes con mucho dinero- esté dispuesta a retribuirte con tal suma de dinero.

Llegar al primer billón no es cosa fácil ni tiene un camino definido, pero si hay ciertas actitudes que prevalecen entre los billonarios y que, según la ciencia, son de gran ayuda para alcanzar tal meta. Estas actitudes, según Néstor Chayelle, son:

Lee

Empezaste bien si estás viendo esto, porque estás leyendo. La lectura te permite aprender e informarte. Por un lado, leer ciertos libros te permite aprender de las experiencias de los demás y conocer teorías que te pueden ayudar a llevar a tu negocio al éxito. Por el otro, leer te informa del acontecer diario y te permite conocer tu entorno y las tendencias que en él existen: te da la visión necesaria para conducir tu negocio.

Obsesiónate

La idea no es obsesionarte con cualquier cosa, es que la pasión por lo que estás haciendo te obligue siempre a dar el 100%. Un emprendedor obsesionado por su idea pasará día y noche, sin excusas, siempre buscando mejorarla y llevarla al éxito: la obsesión bien canalizada puede ser extremadamente productiva.

nestor-chayelle1

Conoce

Conoce gente nueva todo el tiempo. No se trata sólo de conocer gente exitosa de tu campo, se trata de conocer a cualquier persona que el día de mañana por cualquier razón podría terminar siendo clave para tu éxito, gente que en el futuro podría ocupar cargos clave que tu no podrías desempeñar, o que tenga experiencias o conocimientos de áreas que jamás habrías imaginado que existen y puedan marcar una diferencia en tu negocio.

Sé humilde

En vez de perder el tiempo buscando aceptación o aprobación, la gente humilde busca ayudar a los demás -clave para generar valor. Se trata simplemente de que el no ser humilde podría tener como costo de oportunidad trabajar genuinamente por el éxito de tu empresa.

Cuestiona

No se trata de dudar de todo y ser un escéptico crónico. Se trata de no estar satisfecho nunca, siempre querer mejorar. Sin este elemento, fácilmente te conformarás mucho antes de llegar a los billones.

Por Néstor Chayelle



Por Nestor Chayelle