Nestor Chayelle: La Fundación Vodafone contribuye a reducir la exclusión social de los mayores

Es uno de los principales participantes del proyecto europeo ACTIVAGE, cuyo objetivo es mejorar el empoderamiento de los mayores y aumentar su autonomía mediante la prolongación y soporte a la vida independiente en sus entornos, al mismo tiempo que responde a las necesidades de cuidadores, proveedores de servicios e instituciones.

“Este proyecto europeo de gran escala ACTIVAGE contextualiza el Internet de las Cosas (IoT, en inglés) dentro del campo del envejecimiento activo y saludable como elemento estratégico para la creación de ecosistemas dinámicos que respondan a los nuevos retos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios y de asistencia social. Comprende 9 pilotos en 7 países europeos con la participación de 7.200 personas usuarios y más de 43.000 dispositivos. Tres de los pilotos se realizan en España, en concreto en Galicia, Madrid y Valencia”, explica Satur Torre, directora de Innovación de la Fundación Vodafone España.logo proyecto activage

ACTIVAGE (ACTivating InnoVative IoT smart living environments for AGEing well) está financiado con 20 millones de euros y enmarcado en el programa H2020 de la Comisión Europea. Coordinado por la empresa Medtronic, el objetivo es mejorar y ampliar los servicios existentes, para la promoción de la vida independiente, la mitigación de la fragilidad, y la preservación de la calidad de vida y la autonomía.

La Fundación Vodafone ofrece al proyecto una fuerte experiencia en soluciones de tecnologías móviles accesibles y usable. También una estrecha relación con los stakeholders españoles en los ámbitos sociales y de salud así como la experiencia en el desarrollo y la realización de la validación tecno-social y evaluación de diferentes tecnologías y servicios TIC orientados a personas mayores y personas con discapacidad.

La Fundación Vodafone participa en el piloto que se lleva a cabo en Galicia con TELEVES, Cruz Roja Española y SERGAS garantizando que la solución es accesible y cumple con los Principios de Diseño para Todos y Accesibilidad Universal. Se estiman unos 700 participantes en el piloto.

Uno de los retos de esta fundación es facilitar el acceso a las TIC de las personas mayores para favorecer su envejecimiento activo y evitar la brecha digital. Desde el año 2005, ha conseguido formar a cerca de 200.000 mayores. Así, también participa, por ejemplo, en el proyecto Smart Assist (Plataforma Inteligente IoT para Teleasistencia Ubicua y Accesible) focalizado en el diseño y desarrollo de un sistema de teleasistencia inteligente que combine e integre los beneficios de diferentes modalidades de prestación del servicio de atención existentes en la actualidad (teleasistencia domiciliaria, teleasistencia móvil y videoatención) proporcionando nuevos interfaces de comunicación con los usuarios.



Ver fuente