Nestor Chayelle

Nestor Chayelle: Las consecuencias positivas del «Brexit»

Dos meses después del temido «Brexit» (la salida del Reino Unido de la Unión Europea), el país inglés, por más increíble que parezca, tiene sólo cosas buenas de que hablar.

 
El 23 de junio de 2016 los ingleses decidieron, mediante un referéndum, que el Reino Unido no pertenecería a la Unión Europea. La decisión hizo temblar al mundo, porque las consecuencias del Brexit, o por lo menos las que se esperaban, serían terribles tanto para la economía mundial como para el mismo país.

Resultado de imagen para economic growth
Nestor Chayelle: el mundo estaba en completa incertidumbre con la decisión del Reino Unido.

El resultado inesperado

Con poco menos de dos meses después de la difícil decisión, y saliendo a luz pública los resultados del primero, la situación económica actual del Reino Unido producto del Brexit, ha resultado de la siguiente manera:

  • Las ventas al detal en Reino Unido crecieron un 1,4% (un crecimiento que no se veía desde 2002).
  • Se estima un crecimiento económico del 0,6%.
  • Se crearon 172 mil empleos.

Junto con esto, se produjo una depreciación de la libra respecto al dólar, que tiene un efecto ambiguo: beneficia a las exportaciones inglesas, pero genera aumentos en los precios de las importaciones, pudiendo generar presiones inflacionarias. Sin embargo, los economistas ingleses concuerdan en que el saldo neto es positivo para el Reino Unido.

No es definitivo

A pesar de estas cifras alentadoras, algunos economistas sugieren prudencia, ya que todavía es muy temprano para llegar a conclusiones. Joe Grice, economista jefe de la oficina de estadística del Reino Unido, afirmó en una entrevista a Bloomberg que los resultados están por verse y que la data económica aún es muy limitada.

Se espera, para el mes de septiembre, información más completa sobre la actividad económica del mes de julio. Ahí se podrá saber con más certeza sobre los primeros efectos de una decisión que, según muchos, tendría consecuencias nefastas para todos.

 

Por: Nestor Chayelle.