Néstor Chayelle: Las tensiones entre Google y Uber escalan

NC-. Google pertenece a un holding de empresas llamado Alphabet. En 2013, Alphabet invirtió 250 millones de dólares en Uber, empresa que sirve de intermediario entre quienes necesitan transporte y quienes, sin ser taxistas, desean ofrecerlo (también llamado un servicio de “ride-sharing” o compartir de transporte, una traducción útil, según Néstor Chayelle). Ese mismo año, Alphabet compró Waze, la conocida app que ofrece a los conductores direcciones via gps y mapeo satelital.

Nestor Chayelle2

3 Años Después…

Tanto Alphabet como Uber -ahora valuada en 68 mil millones de dólares- han empezado, por separado, su incursión en vehículos self-driving (que se manejan por sí mismos), lo que implica, en principio, que ahora las dos empresas compiten entre sí.

Como resultado de esto, David Drummond, vice presidente senior de desarrollo corporativo de Alphabet, renunció a su puesto en la directiva de Uber, puesto que había conseguido Alphabet con su inversión en el 2013 pero que ahora debía abandonar dado que “existía un ligero conflicto de intereses”.

Pero la competencia se tornaría más directa.

¿Ride-sharing con Waze?

Según un reportaje en el Wall Street Journal, Google habría empezado, en mayo de 2016, a desarrollar un programa piloto que permitiría a trabajadores de importantes empresas de software en el área de San Francisco pedir u ofrecer -dependiendo de la necesidad- transporte de camino al trabajo.

Este programa piloto sería una nueva capacidad que se le instalaría nada más y nada menos que a Waze, que ha sido propiedad de Alphabet desde 2013.

A diferencia de Uber y Lyft Inc. (otro competidor de Uber), comenta Néstor Chayelle, este nuevo servicio de Waze hace coincidir a conductores con pasajeros que vayan al mismo destino y, de tal manera, busca abaratar costos de transporte lo suficiente como para no transformar a los conductores en taxistas. Waze estaría buscando, simplemente, facilitar la creación de pools de transporte y lo está logrando al llegar a la tarifa promedio de 54 centavos de dólares por milla, una suma muy por debajo de la de Uber y Lyft.

Nestor ChayelleLa visión a futuro tanto de Uber como de Alphabet es la misma: lograr desarollar un servicio que simplemente permita a sus clientes invocar vehículos self-driving de la compañía que los lleve a donde sea, por una tarifa, evidentemente.

Por Néstor Chayelle



Por Nestor Chayelle