Nestor Chayelle

Nestor Chayelle: ¿Qué pasó el 1ero de septiembre de 1939?

A propósito de este mes que ya lleva varios días de haber comenzado, ¿sabes qué pasó el 1ero de septiembre de 1939? Conócelo aquí.

 

¡Blitzkrieg! quizás no entiendas esta palabra, pero por si a caso, te la explicamos. Es una palabra compuesta del alemán: ‘blitz‘ quiere decir relámpago; ‘krieg’, guerra.
El blitzkrieg o «guerra relámpago», era la forma predominante en que la Alemania Nazi hizo la guerra. De la noche a la mañana -entiéndase, en cuestión de días- invadían a sus objetivos entre bombardeos aéreos y de artillería, tanques e infantería.

Primero debilitaban al enemigo a distancia o desde el aire, destruyendo su capacidad aérea, municiones y vías de comunicación con bombarderos, cazas y buques de guerra y luego los abrumaban con una invasión masiva de fuerzas terrestres.

Haciendo Historia

Aunque en principio la invasión estaba pautada para iniciar el 26 de Agosto (3 días luego de firmarse el acuerdo Moltov-Ribbentrop entre Alemania y la URSS) se atrasaría porque Mussolini, líder Italiano, informaría que no estaba preparado para ir a la guerra.

Es por esto que el 1ero de Septiembre de 1939, Alemania hizo uso del Blitzkrieg en contra de Polonia, así marcando así el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Amparado por el tratado Molotov-Ribbentrop, Hitler sabía que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) no respondería a la invasión, mientras que el liderazgo de sus vecinos fuertes al oeste -el Inglés y el Francés- era visto por Hitler como débil e incapaz de moverse en su contra (como efectivamente ocurrió). Es por eso que el líder alemán no tuvo reservas en invadir al débil país del este europeo.

La batalla empezó a las 4:45am con un ataque desde el buque de guerra alemán Schleswig-Holstein a la guarnición polaca en el fuerte Westerplatte. En conjunto, 62 divisiones alemanas y 1300 aviones de la temida Luttwaffe alemana comenzarían la invasión.

En 8 días, los panzers alemanes arrasarían con las anticuadas tropas polacas (muchas de las cuales tenían a penas lanzas y sables) y llegarían a Varsovia, donde luego de un asedio de varios días, finalmente se rendirían los polacos ante las fuerzas alemanas el 27 de septiembre a las 2:00 de la tarde.

 

Nestor Chayelle
Nestor Chayelle: los aviones alemanas bombardeaban sus objetivos con mucha destreza.

 

 

Por: Nestor Chayelle.