frontera_san_diego_tijuana_nestor_chayelle

Fronteras econòmicas inquebrantables: Mexico y EE.UU.

El panorama visual que ofrece la frontera de México y Estados Unidos es similar al de una postal. Detrás de las fábricas industriales, se avistan altas torres de cristales de espejo: todo lo relacionado con la industria se encuentra en territorio mexicano, mientras que lo corporativo pertenece a Estados Unidos. Un aproximado de 2,2 millones de personas habitan entre Chihuahua y El Paso (Texas), estando separados por el Río Bravo y una valla de acero inacabable, aùn así, los une una relación comercial de millones de dólares.

   El crecimiento al que ha estado sometida Ciudad Juárez en las últimas cuatro décadas, se debe a la industria de la manufactura: importadora de insumos y exportadora de productos listos para el comercio. Esta industria se encarga de producir televisores, lavadoras, ropa, partes de aviones o coches. Las ganancias de estas empresas no son proporcionalmente equilibradas a los sueldos de sus trabajadores, puesto que los mismos trabajan por tan solo 4 dólares al día.

nestor_chaye_manufactura
La industria manufacturera

  El 22% de la empresa de ensamblaje en México se encuentra en Ciudad Juárez, contando con un 77% de trabajadoras mujeres. María Rojas, una trabajadora de 42 años, piensa que los planes de Donald Trump son descabellados. Ella siendo tan solo una adolescente empezó a trabajar en las fábricas y se vio fuertemente afectada por la crisis de empleo que hubo en el 2008. Sin embargo, nunca se ha atrevido a cruzar la frontera como indocumentada ya que la empresa maquiladora le ha provisto de trabajo.

maquila_nestor_chaye
La mano de obra femenina en la industria maquiladora

   Al otro lado de la frontera, las calles se hallan repletas de tiendas con productos baratos, importados desde China. El país asiático compite con México por la industria maquiladora. Se estima que seis millones de empleos en Estados Unidos son dependientes de la relación comercial con el vecino país. Entre los 58 cruces fronterizos que cuentan con una distancia de más de 3.000 km, se desplazan un millón de personas diariamente. La vida en la frontera no puede ser detenida ni un solo momento.