Tercera vía: entre el Dragón Comunista y el Tío Sam

 

Entre los extremos ideológicos en donde se posicionaron los sistemas económicos del capitalismo y el comunismo surgieron diferentes propuestas que trataron de agrupar lo mejor de ambos sistemas. Así nacieron las economías mixtas con diferentes propuestas y diferentes niveles de integración entre ambas posiciones económicas.

Macrocaracterísticas de la economía comunista y capitalista

 

Imagen de RT
Imagen de RT

Según Rubén Churión en su libro Economía al Alcance de todos, plantea que la economía de mercado es aquella en la cual los medios de producción están en manos de privados, los precios se forman por interacción oferta-demanda y el Estado tiene poca intervención en la economía.

De esta manera, tenemos que la economía de mercado o capitalismo es definida por la agrupación de un conjunto de decisiones particulares, ya que los medios de producción están en manos de muchas empresas privadas que compiten  y van estableciendo los precios de los productos.

Por el lado comunista, según Fernández Sánchez y su artículo “Economía Mixta“, la economía es planificada: “los medios de producción están a manos del Estado, no hay propiedad privada y el Estado planifica qué se debe producir, en qué cantidad y para quién”.

economia-mixta-nestor-chayelle-dinero
En el capitalismo, las empresas deciden cuánto producir. Mientras que en el comunismo, quien decide es el Estado.

Considerando lo anterior, las economías mixtas se mueven entre las aguas de una economía de mercado y una economía planificada. Los diferentes tipos de economías mixtas que tenemos son:

  • Capitalismo de Estado
  • Social democracia

El Capitalismo de Estado se da cuando el Estado actúa como empresa privada. Según opiniones de Pannekoek, el Estado es el empresario que explota a los trabajadores para obtener ganancias para sí mismo.

La socialdemocracia, por otro lado, es el sistema en el cual el estado utiliza medidas intervencionistas. Según el artículo “social democracia y neoliberalismo“, este sistema plantea un liberalismo político sin la presencia de un libre mercado. El Estado regula a través de reformas o a través de producción de bienes y servicios.

Definitivamente, estos dos sistemas fueron nuevas formas de dos extremos ideológicas que hasta hoy en día buscan solidarizarse para encontrar la mejor economía para la sociedad.

Por Nestor Chayelle